en un mundo de odios y de rencores no podemos cambiar, que pasaría si fueramos totalmente diferentes, amables agradecidos con los demás, nuestro entorno cambiaría, no existirian las guerras, el hambre, la discriminación, pero pareciera que nacimos para odiar al projimo

este video donde se ve a la personas de una ciudad siendo agradecidas y haciendo una cadena de favores de un bien común y es claro si yo estoy bien estoy bien con todos

VIDEO

Advertisements