es un hecho que cada década somos más los mexicanos que sufren una enfermedad crónica ya sea diabetes, la insuficiencia renal, el cáncer, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares y mentales son las más frecuentes y requerimos un servicio de salud, son pocos los que tienen este beneficio como el IMSS o el ISSTE, pero muchas veces se convierte en un suplicio ya que muchas batallan por que no encuentran las medicinas o tienen que esperar largas horas o en ocasiones son atendidos por personal nefasta que en lugar de ayudar a las personas les hace perder su tiempo o son rechazados.

si estas instituciones publicas no tienen los medicamentos que recetan los mismos médicos deberían de saber que los pacientes no tienen los recursos necesarios ni para comprar y sustentar su medicinas, es muy cierto somos muchos los que necesitamos de este valioso servicios pero también requerimos mayor aptitud en su trabajo, no estamos mendigamos pues ya que pagamos por ese servicios.

vivimos los mexicanos cada vez con preocupados por nuestra salud ya que sabemos que la salud cuesta.

Image

Advertisements