la mitad de nuestra vida estamos luchando para que reconozcan lo que hemos logrado y para otros tu triunfo genera envidia, y muchas veces presumimos nuestro triunfo lo hacemos para saciar nuestro ego personal, pero no digo que no debemos de reconocer nuestra lucha para alcanzar ese triunfo, lo que debemos de hacer es guardarlo para nosotros es decir si los demás no aceptar nuestros logros no nos debe de importar, porque lo que uno sabe cuanto le ha costado llegar a la meta, es como si recibieramos  un trofeo transparente que solo nosotros lo podamos ver y la gente que  reconoce nuestra victoria..

Advertisements