Creo que las personas nacen sin ningún  índice de maldad, quizás de pequeños no influyen otras personas nada más que nuestros padres que nos muestran un mundo diferente al cual es en realidad, al ser pequeños somos inocentes e incrédulos que al crecer vamos adquiriendo y conociendo la maldad, otro efecto es que el ser humano pasa constantemente por  varias crisis en su vida ya sea con su familia o carece de recursos económicos y es cuando se induce a la maldad a llegar a un punto donde nadie lo puede cambiar, muchos se convierten en sicarios por voluntad propia.

La pregunta que les hago es que si Dios cuando nacemos nos hace puros y buenos ¿porque el ser humano prefiere la maldad? Quizás es nuestra culpa o como dije son la situaciones que nos cambia, aunque Dios nos ama como somos y nos perdona todo, quizás estamos en una zona de confort se diran ¡cambiar para que!, si tu eres de la personas que quisieras cambiar la maldad de este mundo todo depende de nosotros volver hacer como nacimos, y enseñarles a tus hijos que la maldad nos aparta del camino del Señor.

Advertisements