la infancia que añoro

pedro belmares olvera

He pensado en mi infancia me siento culpable de no hacer cosas de lo que ahora me arrepiento, tal vez me arrepiento de no disfrutar más a mis abuelos y escuchar sus sabias palabras que ahora de adulto como me hacen falta, de no entender a mi padre cuando ya estaba cansado al llegar a la casa, después de trabajar y yo quería salir.

Porque cuando uno es niño no piensa que la vida es dura, porque se le hace fácil todo sin importar lo que está pasando.

Tal vez la niñez  así es, es tener una inocencia a todas las cosas que le rodean, preguntando el porqué de las cosas sin saber porque preguntar, cuando uno va creciendo, crece con miedos infundados, es un despertar a un mundo incierto que cuando uno es adulto termina aceptando la realidad que uno tiene.

La infancia es como soñar e imaginar sin límites, lo doloroso es despertar enplena pubescencia inquieta en incoherente, es cuando uno teme hablarle a cualquier chica para salir, y al llegar adulto uno se olvida de sonreír a las cosas más simples, cuando uno es adulto se irrita por cualquier cosa, y empieza aguardar rencores que termina por el lado agradable que uno tenía.

Si volviéramos a ser niños a reír por cualquier cosa, jugar en los charcos de la carretera y enamorarse de cualquier niña, volver a tener ese corazón donde no habitaba el rencor, este mundo requiere de más niños que nos hagan volver a ser niños.

Penso pri “la infancia que añoro

Respondi

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Ŝanĝi )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Ŝanĝi )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Ŝanĝi )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Ŝanĝi )

Connecting to %s