familia, no hay discapacidad, pedro belmares, valores humanos

columna especial en no hay discapacidad la familia y los valores

POR: PEDRO BELMARES O.

En épocas pasadas, la familia ha sido fuente de valores, desde nuestros abuelos hasta nuestros padres. El convivir a la hora de comer o cenar unía a las familias. Los padres eran diferentes a los de ahora, nos enseñaban lo que era el respeto a cada miembro de la familia, no había discusiones ni malos entendidos, siempre era el padre de familia el que guiaba a los hijos y les daba consejos de cómo manejarse en la vida. La madre, apoyaba al padre a tomar decisiones aunque fueran muy severas y los hijos les hacían caso a sus padres y no los dejaban tomar decisiones por ellos mismos, mientras no fueran consultadas y avaladas por los padres.

Hoy la familia está perdiendo sus valores fundamentales, los hijos viven en desacuerdo con los padres y no los respetan, se pelean y se atacan entre sí; los padres, siendo los cimientos de la familia, son ignorados y rechazados y, por consecuencia, los hijos no tienen quien los guie y no saben la diferencia entre el bien y el mal. Es por eso que la sociedad está fracturada, porque la familia ya no es la misma, y es que toda persona necesita de la familia.

Debemos volver a fortalecer los valores de la familia, a enseñarles a nuestros hijos la importancia del amor familiar, que los padres vuelvan a ser guías de sus hijos y no van a apartarse de ellos. La familia nos enriquece de un amor tan grande que nos da fuerzas para luchar en la vida.

Quizás era duro el no tener tanta libertad en aquellos tiempos, por lo cual luchan muchos hijos, pero al obtener su libertad no sabían que hacer con ella, y el no ponerse límites ellos mismos provocó un libertinaje, porque al no tener conciencia de qué es lo que hacían y qué estaba mal, consideraron como algo normal todas sus acciones, solo que la vida cobra factura y muchos fueron objetos de pruebas muy duras, y muchos de ellos reaccionaron y encontraron en estas pruebas a Dios, y cambiaron su percepción de la vida y se sujetaron a reglas y límites, y su vida cambio pero es una cantidad muy pequeña de personas y habemos otras personas que estamos haciendo lo posible por apoyar a los que todavía no conocen a Dios y una vida centrada en hacer el bien a los demás para lograr establecer un cambio en el hombre, y que éste vuelva a sus raíces que tantos y tan buenos resultados le dieron. Hacer la voluntad de Dios es muy difícil, pero más difícil es tener una vida vacía y sin la seguridad de si habremos hecho lo necesario para llegar a Dios y su reino de amor.

 la familia de valores.jpg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s